El viento y la migraña

Anteayer en Barcelona el viento era insoportable, por lo que mi cabeza fue un auténtico infierno.
Desde bien pequeña odio el viento, no lo soporto, me pone muy de mal humor. Sé que el viento me va a provocar dolor de cabeza, y por lo tanto solo el hecho de pensar que hace viento ya me pongo malísima.
Es de las pocas cosas con las que admito que no puedo, que pierdo mi positivismo, que soy capaz de anular planes, que puedo incluso hasta llorar de impotencia por estar en un lugar rodeada de fuertes rachas de viento y no poder refugiarme.
No podría vivir nunca en lugares con tramontana, entiendo que digan que este viento vuelve loco a la gente.
Por suerte este año papá Noël me ha traído un gorro nuevo para protegerme.
Con él soy feliz, me da igual como me quede, me da lo mismo si es mi estilo o no, pero aparte de darme calor, me tapa los oídos, y con ello no oigo el viento… y eso me produce PAZ.

IMG_0371.PNG
El viento no sólo provoca migrañas y dolores de cabeza por los cambios de presión y todas las explicaciones barométricas y más “técnicas” que puedan existir, sino que el simple ruido que provoca y el estrés de sentirlo rozar la piel de la cara y pasar cerca de mis oídos ya provoca en mí un estrés que roza la ansiedad. Quizá aquí hay un pánico oculto, o algún psiquiatra encontraría algún temor oculto o quizás si hiciera alguna terapia de regresión hallarían algún episodio traumático relacionado con el viento, no te digo yo que no… pero lo que sé es que sólo pensar en su sensación me provoca una angustia inusual en mi, y además sé que ese viento me provoca dolor de cabeza seguro, lo que todavía me provoca mayor estrés.

(Ostras, de verdad, leyendo esto parezco loca, pero no, no lo estoy, sólo algo zumbada pero simpática!! 😜)

Poca gente sabe mi fobia del viento, la suerte de vivir en Barcelona es que pocas veces lo sufrimos… pero en la preciosa Costa Brava se sufre bastante, y ahí me cuesta más llevarlo… pero todo es encerrarse en casa con un libro, ¿no?

Y vosotros, ¿alguna fobia relacionada con la migraña?

Aprovechando esta entrada con tanto viento, os deseo que con un golpe de viento se vaya todo lo malo del 2017, y se quede sólo lo bueno para el 2018.
Os deseo un 2018 lleno de salud, y que podáis disfrutarlo junto a los vuestros.
¡Vivid y disfrutad a tope! ¡La vida son dos días, y debemos disfrutarlos vengan como vengan!

IMG_0372.PNG

 

Hasta el año que viene…

Patricia
#MamáTieneMigraña💋

Migraña y Navidad

Llega la Navidad, y donde todos empiezan fiestas, y excesos, los migrañosos entramos en periodos complicados.

Nos ponemos en alerta, y eso nos provoca tensión añadida, además, los triggers (desencadenantes) de la migraña están más presentes que nunca.
Navidad es época de fuertes migrañas… y no sólo por culpa del cuñao de turno😂

Veamos que factores provocan un incremento del número de migrañas en estas fechas… y veamos también que podemos hacer para remediarlo.

Estrés: Lo más importante es reducir el estrés que genera el miedo a sufrir el ataque cuando menos lo esperamos.
Para ello el descanso previo, y mantener las rutinas lo máximo posible, nos ayudará.

Alcohol: no confundamos resaca con migraña. Si bebes mucho tienes resaca, pero si eres migrañoso con menos de una copa puedes tener migraña.
Intenta evitar el vino tinto, el blanco suele provocar menos migrañas, y bebe agua para mantener la hidratación.

Falta de sueño: son fechas en las que dormimos menos y si encima juntamos que hemos bebido algo, la calidad del sueño no es la misma, por lo que sumaremos desencadenantes.
Intentemos mantener la misma rutina de sueño de siempre, eso ayudará a no tener migraña.

Hidratación: bebe mucha agua, mantén un buen nivel de hidratación. No sólo durante las comidas, a lo largo del día, antes de dormir…

Evita ayunos: no te saltes comidas, come cinco veces al día. Evita comidas abundantes y sustitúyelo por comidas frecuentes y más pequeñas, siempre es mejor. No sólo para la migraña. 😜

Cafeína: mantén tu nivel de cafeína constante. Si!!lo que oyes!! Como dije en mi entrada de factores dietéticos, es importante mantener un nivel de cafeína regular. Por ello, en vacaciones controla la cafeína y toma café igual. Recuerda que para un cerebro migrañoso la rutina es lo más importante.

Luces: las bombillas de calles y los escaparates pueden contribuir a desencadenar un ataque de migraña. Hay un exceso de contaminación lumínica y para nosotros es un estrés… la ciudad está preciosa, pero…

IMG_9991

Perfumes: son épocas en las que se usan muchos perfumes, y los perfumes fuertes suelen ser desencadenantes.

Ruido: ruido en la calle, ruido en las tiendas, ruido en los restaurantes, ruido en casa, músicas varias, cuberterias,… En resumen, todo este exceso de ruido, el migrañoso no consigue obviarlo, sino todo lo contrario, se mete en su cabeza y retumba cada vez más, convirtiéndose en un ruido insoportable que provoca el deseo de arrancarse la cabeza de cuajo. La verdad es que solo pensarlo ya me está doliendo😅

No nos preocupemos si tenemos que retirarnos a descansar, tanto si estás en tu casa, como en casa de un amigo o un familiar. No fuerces.
Descansa a tiempo, y recupérate.
Lleva siempre tus medicinas encima y tómalas con los primeros síntomas para darles el tiempo necesario a actuar. No te hagas el valiente o la valiente, ¡sólo conseguirás fastidiarte el día!

Y a vosotros, ¿que más os provoca migraña en Navidad y que hacéis para evitarlo?

Feliz Navidad… y que la #Migraña no nos visite estas fiestas.

IMG_0099.PNG

Yo he pedido a Papá Noël un mes entero sin migraña…🙏🏻🎅🏼 🙏🏻

Patricia💋
#MamáTieneMigraña

Factores Dietéticos

Hola a todos una semana más. Hoy hablaremos de los factores desencadenantes que más preocupan a todos y sobre los que la mayoría de personas, que no sufren #migraña, también insisten en cambiar y hacer causantes de esta dolencia.

Partamos de la base, que la migraña no aparece por causa de la alimentación, como me han afirmado en alguna ocasión, ni desaparece haciendo dieta… ojalá la #migraña fuera tan simple como esto, no?

Las recomendaciones generales son llevar una dieta equilibrada, moderar el consumo de cafeína, alcohol y evitar el ayuno.

NO hay ningún producto alimentario que se haya demostrado científicamente eficaz en el tratamiento de la migraña.

El manejo únicamente de los posibles alimentos desencadenantes no es suficiente para controlar los ataques de migraña.

No eliminar todos los alimentos en general. Realizar recomendaciones en base a las observaciones del paciente que puede recoger en un calendario.

IMG_9351

Cada paciente tiene sus propios desencadenantes (triggers). Los principales, los que más se manifiestan en general en los casos de migraña son los siguientes:

 Vino

Los principales factores desencadenantes de los que hablan los pacientes son el vino, principalmente el tinto y esto puede deberse a una mayor presencia de flavonoides.

Aquí podéis encontrar que cada variedad de vino tinto os puede afectar de una manera distinta, en función de la mayor o menor presencia de flavonoides, histamina. Si os gusta el vino tinto, y queréis disfrutar de una copa de vez en cuando, yo apostaría por ir a lo seguro, y tomar siempre el que sabéis que os sienta bien.

En mi caso, por ejemplo, si estoy cansada, y además estoy en periodo pre menstrual, ahí o no me la juego y no bebo ni una copa de vino, o si me apetece una copa con una rica cena pues me voy al blanco y reduzco los riesgos… Al final, yo intento que la vida no me la condicione más de lo que ya lo hace la migraña, pero aquí ¡cada uno es libre de hacer lo que quiera! Muchos optaréis por no tomar nada de vino.

Glutamato Monosódico

Aminoácido no esencial utilizado como potenciador del sabor en la industria alimentaria. Es lo que se conoce como el síndrome del “restaurante chino” (cefalea, flushing, parestesias, palpitaciones, …). Lo encontramos en comidas procesadas, pre-envasadas, pre-cocinados…

Comiendo sano, cocinando en casa de manera casera, minimizaremos su consumo.

De hecho uno de mis ataques fuertes, en los que confundieron con posible ictus (un día os explicaré el detalle), fue comiendo en un japonés. No sé si tuvo algo que ver, nunca lo sabré. No he dejado de ir a los japoneses, ni de tomar noodles, pero sí que evito en días de migraña fuerte, comer este tipo de comida procesada.

Cafeína

Es la “doble cara” en la migraña. Por un lado es un desencadenante y por otro lado es un tratamiento. Su uso es útil en el tratamiento de la migraña y su abuso puede cronificar la migraña. Está demostrado que la abstinencia de cafeína en pacientes consumidores regulares, puede precipitar la cefalea.

La regularidad aquí es la clave para los pacientes migrañosos. Si consumes cafeína, dentro de unos límites moderados evidentemente, debes mantenerlo siempre, no hagas diferencias entre los días laborables y los fines de semana por ejemplo, debes intentar ser constante, sino tu cerebro reclamará su dosis.

Chocolate

Pese a las creencias que hay sobre el chocolate y la migraña, no hay evidencia científica clara que demuestre su relación, salvo que en fases prodrómicas de la migraña, hay una mayor demanda de dulces por parte de los pacientes, lo que podría justificar la asociación que hacen algunos.

¿Tenéis algún alimento más que identifiquéis como desencadenante?

¿Qué hacéis vosotros? ¿ Lleváis un diario para detectarlos?

Yo sigo con mi filosofía, la migraña no va a condicionar mi vida aún más de lo que ya lo hace, así que seguiré disfrutando de los placeres de la vida los días que me lo permita.

Y recordad, evitar el AYUNO. Regularidad en las comidas, 5 comidas al día. Son reglas básicas, no reinventamos la rueda, aplicamos la alimentación de nuestras abuelas, alimentación equilibrada, sana, casera, regular.

Con todo esto, como siempre no evitaremos el ataque si tiene que aparecer, pero no favoreceremos su aparición, no generaremos más desencadenantes.

¡Hasta la semana que viene!

Patricia

#MamaTieneMigraña

Factores Desencadenantes

Un ataque de migraña puede aparecer en cualquier momento y en cualquier lugar… y casi siempre será cuando menos lo queramos.

Existen ciertos desencadenantes, conocidos como #triggers, y por ellos solos, no causan realmente la migraña, pero nos hacen más vulnerables a uno de los temidos ataques. Más aún si nos exponemos a dos #triggers a la vez, entonces el ataque de migraña tiene más números de aparecer.

Estos son los más comunes identificados por los pacientes:complex-migraine-migraine-diet.jpg

En un estudio con 200 pacientes con migraña*, más del 90% de los pacientes identificaron por lo menos un desencadenante asociado con sus migrañas: los más comunes son el estrés físico o emocional (77%), menstruación (72%), exposición a luz brillante o parpadeante (65%) y varios olores (61%).

No existen dietas milagros, o la eliminación de alimentos. Lo más recomendable es mantener unos hábitos alimenticios regulares y evitar el ayuno, para controlar la migraña.

En mujeres, en los periodos pre-menstruales o menstruales, se incrementan los ataques de migraña y por ejemplo, en ese periodo, cualquier otro factor desencadenante puede provocar un ataque de migraña.

Es importante conocerse bien, llevar registros de sueño, desencadenantes, alimentación, …, todo para prevenir y minimizar los ataques lo máximo posible. No quiere decir que con esto los evitemos…

Nadie puede darnos la respuesta, sólo nosotros, con el análisis de NUESTRO patrón de la migraña, con nuestro control. Y compartirlo con nuestro neurólogo para ayudarle en su diagnóstico y en su tratamiento. La conversación con nuestro neurólogo especialista en migraña es básica. Busca un neurólogo que sea especialista en migraña, que se centre en ella.  La migraña es importante, y tanto paciente como especialista debe darle la importancia que merece. No debemos menospreciarla. #demoslevozalamigraña #dandolevozalamigraña

NO debemos automedicarnos, no debemos dar por hecho triggers de otros, … Y no tengamos miedo a preguntar, a explicar, a decir, ….

¿Qué registros lleváis vosotros?

Yo registro básicamente el sueño, es mi forma de controlarme, y de imponerme la rutina, y registro los ataques para hacer seguimiento del tipo de ataque.

En los siguientes posts, me propongo ir tratando cada #trigger en detalle, con mis consejos de lo que me funciona, de lo que me han explicado, etc…

Gracias… y espero que tengamos una semana con poca migraña.

Patricia

#MamaTieneMigraña

                                                                                                                                                                                               (*American Headache Society)