Día Mundial del Cerebro

22 de Julio, Dia Mundial del Cerebro.

Este año va dedicado a nosotros. A nuestra enfermedad. A nuestra conocida. A nuestra amiga. A nuestra enemiga.

A la #migraña

Ella es la que convive con nosotros y con nuestras familias.

Ella es la que en la mayoría de ocasiones pocos conocen bien. Saben de su existencia quizá, pero no la conocen bien.

La migraña como digo muchas
veces, no sólo es un dolor de cabeza, es mucho más. “Es una declaración de guerra” Pero además de eso, te quita calidad de vida.

Para mi es una enfermedad, por lo que comentaba en mi ultimo post sobre su definición, y además por que no necesito que existan alteraciones físicas medibles para su diagnostico. Justamente lucho por esto para hacer esta enfermedad invisible visible.

Es el momento para conseguir que se respete esta enfermedad. Conseguir que los bulos que existen alrededor de ella desaparezcan.

Eliminar el estigma, tratarla como corresponde, no ignorarla, respetarla.

Y ese respeto empieza por ti. Empieza por no ocultarla.

Sal y habla de ella. Sin miedo.

Tenemos que cambiar el mundo de las empresas, pero no lo conseguiremos si entre todos los que la sufrimos nos callamos y no hablamos.

Tenemos que perder el miedo a decir que sufrimos migraña. Tenemos que hablar alto. Y que entiendan que es convivir con la migraña. Que aprendan a hacerlo, que se adapten, y que nos adaptaremos.

Que el sistema sanitario le dé la importancia que merece. Desde los médicos de atención primaria, hasta los neurólogos, pasando por enfermería, fisioterapeutas, psicólogos,… Es un trabajo en equipo, y aquí deben tratar una enfermedad y sus comorbilidades. Y lo haremos con nosotros como pacientes implicados.

La familia, debe escucharnos, ayudarnos, respetarnos, y apoyarnos. Y sino lo hacen no pasa nada, no esperemos siempre lo que nosotros haríamos, pero no tengamos miedo a pedirlo si es lo que queremos recibir. La ayuda no siempre viene sola, a veces debes enseñar…


Los amigos, serán parte importante, y no deben juzgarnos, o como mínimo no debemos darle mayor importancia. Expliquemos que necesitamos y que no. No necesitamos que nos juzguen, o que nos den consejos, simplemente que estén con nosotros.

 

Hoy es un día para que lo expliques, para que digas que es convivir con ella.

¿Qué es para ti convivir con migraña?

 

Espero tus comentarios aquí, en RRSS o por mail.

 

Gracias,

 

#MamaTieneMigraña
💋 Patricia

Te escucho en redes… 😘

#notjustaheadache
#migrañaFacts #migrañaCrónica #mamatienemigraña #mummyhasmigraine #notjustaheadache #dandolevozalamigraña #demoslevozalamigraña #dolor #migranya #migraine #migraña #concienciación
#MasFuerteQueLaMigraña
#MeNiegoAQmeQuiteLaSonrisa
#labioRojoContraLaMigraña💄
#SurfeaLaMigraña 🤙🏼
#ApoyaLaMigraña

Migraña y Embarazo

Hace tiempo que quiero escribir este post. Mis embarazos me quedan lejos ya, 7 del último y 10 del primero, y por desgracia, o por suerte, no sé ya, olvidas rápido lo malo y te quedas sólo con lo bueno. Así que, no los recuerdo especialmente horribles o insoportables, en lo que a migrañas se refiere. Pero, como digo, me olvido muy rápido de todo, soy excesivamente positiva como sabréis.

Recuerdo sufrir, en ambos, migrañas durante el primer trimestre de manera más intensa. En el segundo, además, acompañado de malestar y de una flojera general de mi cuerpo, y que se sumaba a que era verano y a otros problemas con la evolución del embarazo que no vienen al caso… pero vamos, que ayudaba poco a la migraña.

Recuerdo manejarlo con masajes suaves en las cervicales, mucho descanso, paños fríos, oscuridad, paracetamol…

En el primer embarazo, me encontraba pletórica, pero las migrañas estaban ahí el primer trimestre… y lo mismo, descanso, oscuridad, paracetamol…

En el segundo trimestre la migraña fue despareciendo, y por suerte, casi fue inexistente hasta después de la lactancia… algún día, pero vamos, nada muy destacable, que recuerde (o lo he borrado de mi memoria, o tuve suerte).

La verdad, es que mi caso no es el único.

Las mujeres con migrañas premenstruales, o migrañas sin aura suelen ver una mejoría de sus síntomas durante el embarazo. Se habla del 50 al 80% (1) y se debe al aumento de los niveles de estrógenos.

Hay algunas mujeres que sufren migraña por primera vez durante el embarazo y algunas que sufren empeoramiento. En estos casos debemos vigilar y estar seguros que se trata de una migraña y no de otra patología. Debemos consultar siempre con nuestro médico, ante cualquier empeoramiento o síntoma distinto y más durante el embarazo.

Los tratamientos a seguir durante el embarazo son complicados. La principal recomendación a seguir, sería la de evitar los medicamentos, pero muchas veces es difícil. Por ello, debemos hablar con nuestro neurólogo y con nuestro ginecólogo para establecer conjuntamente un plan para gestionar la migraña durante este periodo. Existen alternativas farmacológicas para tratar la migraña y para prevenirla, pero debe ser evaluado de forma individual y debéis ser tu médico y tú, quienes debéis decidir qué queréis hacer y como vais a hacerlo. Es una decisión muy personal, y nadie debe influir en ella. No dejes que nadie te juzgue por tus decisiones. Eres tú la que vive el dolor, eres tú la que asumirás los riesgos, y si el médico te recomienda un determinado tratamiento y tú te sientes cómoda, adelante, nadie te tiene que juzgar. En mi opinión, la única persona que puede y debería entrar a opinar debería ser tu pareja, puesto que al fin y al cabo, el bebé es cosa de dos, pero repito, sólo tú decides si quieres, no voy a juzgarte por ello y no voy a meterme en las relaciones, ya que cada gestión es libre. El médico, por su lado, debe hacer este mismo trabajo.

Mi recomendación, no farmacológica, sería:

Sueño – En el embarazo estarás más cansada, y con tendencia a dormir más. Intenta mantener una regularidad, y descansar bien. Cuando descanses que sea de calidad. Aprovecha para usar un antifaz, unos tapones… Dormir de manera interrumpida es en muchas ocasiones un desencadenante de migraña, y en el embarazo, entre las veces que nos levantamos al baño, la incomodidad de la barriga, …, se hace complicado. Así que cuanto mejor sea la calidad del sueño, minimizarás el riesgo.

Hidratación – Mantener una correcta hidratación. Nada nuevo para un migrañoso, pero quizás en este periodo deberás incrementar un poco la cantidad.

No ayunes – Come regularmente y de manera sana.

Yoga suave, Estiramientos, Paseos – Realiza algo de ejercicio moderado (siempre que el médico lo autorice) y adaptado a embarazadas.

Métodos de relajación, Mindfulness – Se recomienda la práctica diaria de manera preventiva para ayudar a controlar el estrés, y serán de gran alivio si sufres algún ataque.

Magnesio, Vitaminas – Siempre previa consulta a tu médico, pero se habla que incrementar la dosis de magnesio o determinadas vitaminas puede favorecer la prevención de la migraña en determinados pacientes.

Bloqueos anestésicos – La creciente evidencia sugiere que los bloqueos nerviosos pueden ser efectivos y son seguros durante el embarazo. A valorar siempre con vuestro médico.

 

Pero, sobre todo, lo más importante:

No te sientas culpable.

Disfruta del momento.

Si hay momentos de dolor, calma, pasarán.

Pide ayuda. No estás sola.

No pienses en que tu bebé lo puede heredar, no vas a solucionar nada, y sólo harás que preocuparte. No es tu culpa.

Disfruta de cada momento en que no haya dolor, sin pensar en él…

No dejes que la migraña marque un momento tan bonito como es el embarazo, la lactancia, …

Y no dejes que la migraña determine tu decisión de ser madre. Tu estás por encima de la migraña. Ella no te domina, tú la dominas a ella.

Tu vida la marcas tú, no la migraña, por mucho que intente condicionarnos a diario, no dejemos que sea la que nos marque en una decisión tan importante.

Coge las riendas, píntate el labio rojo, surfea la migraña y a por ese embarazo, a disfrutarlo al máximo.

Recuerda, olvida pronto lo malo… que no sirve para nada, y piensa en lo bueno que vendrá.

 

Mis hijos son de lo mejor que me ha pasado en esta vida. Es verdad que me siento culpable muchas veces con mi migraña por ellos, y que tengo miedo por ellos, pero compensa mil y una veces más… y lo repetiría mil veces. Sin miedos no hay felicidad.

 #MamaTieneMigraña
💋 Patricia


Te escucho en redes… 😘


#notjustaheadache
#migrañaFacts #migrañaCrónica #mamatienemigraña #mummyhasmigraine #notjustaheadache #dandolevozalamigraña #demoslevozalamigraña #dolor #migranya #migraine #migraña #concienciación
#labioRojoContraLaMigraña💄
#SurfeaLaMigraña 🤙🏼